viernes, 11 de marzo de 2011

Clara, bien retratada... casi

Hoy pienso que ayer noche me senté frente al televisor para ver la tan anunciada película sobre la vida de Clara Campoamor.

Se ha escrito tanto últimamente sobre ella y de forma tan inexacta y errónea que me senté junto a mis palomitas temiéndome lo peor, con un ojo cerrado y otro preparado, atento a las mentiras partidistas que sobre esta mujer se pudiesen decir.

Sin embargo tengo que decir que en la Primera se portaron. Los hechos se narraron de forma bastante exacta, es más, me sorprendió que se incluyesen, no ya bastantes citas reales de los políticos más importantes de aquella época, como el famoso "la aprobación del voto de la mujer ha sido una puñalada trapera a la República" de Indalecio Prieto, sino retazos de auténticos discursos del Congreso, recogidos en el diario de sesiones.

Lo que sí es cierto sobre esta mujer es que antepuso sus ideas a sus intereses y lo que fue su mayor pecado, a los intereses de los partidos. Y eso, desgraciadamente, entonces como ahora, se paga. Y ella lo pagó.

Esa fue la única inexactitud de la película, hasta el último minuto iba bien la cosa, y es que la película termina con el éxito en el Congreso de la diputada por la aprobación del voto femenino, pero entonces algún guionista tiró de cliché demagógico, poniendo ya en los créditos la frase de que "el final de la Guerra Civil condujo a muchos republicanos al exilio, entre ellos a Clara Campoamor".

Como digo, aquí es donde metieron la pata, porque si bien es cierto que Campoamor tuvo que exiliarse de España, no lo hizo al final de la Guerra Civil, sino en septiembre del 36 y no lo hizo como Republicana, es decir, huyendo del bando de los sublevados, sino escapando de los suyos, que habían puesto precio a su cabeza en un Madrid todavía republicano.

Lo cierto es que esta mujer, Republicana y honesta, acabó siendo denostada por los que un día fueron sus compañeros de partido, los socialistas, ya que le achacaban ser la culpable de haber perdido las elecciones del 33 por culpa del voto femenino, y eso nunca se lo perdonaron. Es lo que tiene el ser humano, siempre buscar culpables que no sean uno mismo...

De esta forma sus amigos dejaron de serlo y sus enemigos no olvidaron sus creencias, y en esa época convulsa, eso le supuso ser diana reversible por ambos lados, hasta el punto de que ya en el exilio hasta el propio gobierno de Vichy la quiso entregar al bando franquista, y todo por no vender sus ideales y por no cejar en su empeño de luchar por lo que creía.

Aunque, creo que el reflejo en el espejo de Bibi y Leire, está más cerca de Nelken o Kent, por supuesto, salvando las distancias culturales e intelectuales. Hoy les interesa a ellas, siempre tan dispuestas, navegar junto a Clara. Sin embargo, no creo que les haga mucha gracia saber que la propia Campoamor dijo que ella "no se consideraba feminista, sino humanista", en alusión a la igualdad de sexos, sin discriminaciones de ningún tipo, ni positivas siquiera, y por supuestos sin imposiciones paritarias...

Simplemente por esa frase ya merecía todos los homenajes que está recibiendo, la lástima es que ahora los que un día le dieron la espalda ahora pretendan erigirse herederos legítimos de su decencia y lo que es peor, hacer de ella algo que nunca fue.

8 comentarios:

Francisco J. Luna Alcalá dijo...

Pino, Clara Campoamor nunca perteneció al PSOE. Sí perteneción, sin embargo al Partido Radical.
De hecho el Psoe fue un enemigo acérrimo de Clara Campoamor, ya que esta buscaba, y consiguió el voto femenino y el Psoe lo rehuía como la peste ya que consideraba que el voto femenino iba a ser un voto mayoritario de las derechas, por la influencia que ejercía la iglesia en las mujeres. Lo cierto es que no se equivocaba y las mujeres le dieron la mayoría a la CEDA, aunque como sabemos Alcalá Zamora no les dejó crear gobierno, dándoselo sin embargo a Lerroux, del mismo Partido Radical de Clara Campoamor, de centro derecha que además fue el que curioasame instauró la bandera republicana tricolor que tan orgullosos agitan hoy los más iquierdistas (cosas de la vida...)
...El resto de la triste historia ya la conocemos...

George Smiley dijo...

Pues yo también tenía entendido que era de "derechas" (en general). Tengo que repasar, no obstante. Y, efectivamente, las mujeres de la época estaban mucho más influenciadas por la Iglesia que los hombres, y esto inclinó el voto a la derecha. Cabe hacer una nota de que Don Niceto no les dio el gobierno a la CEDA por presiones pre-guerracivilistas de toda la izquierda, principalmente de Azaña (que algunos nos tragamos durante muchos años como un moderado intelectual; "los tiros, a la barriga" y todo eso no contaban), y que Gil Robles accedió a no dirigir el gobierno, aun teniendo todo el derecho, para aplacar los ánimos del país, inmensamente más violentos que en la inmensamente violenta -por lo visto- actualidad, según mi abuela. Creo que no podemos imaginarnos el ambiente de "la calle" en tiempos de Falange, CNT, FAI y compañía... aunque quizá lo veamos. Por cierto... dicen la frase de Indalecio Prieto pero... ¿dicen de qué partido era?.

pino dijo...

A ver, a ver, voy a intentar resolver algunas dudas:

- Nunca he hablado del PSOE, he nombrado a los socialistas, en general, entonces estaban diseminados en distintos partidos, el Partido Radical, del que tú hablas, de hecho, era el Partido Republicano Radical, no confundir, por otro lado con el Partido Republicano Radical Socialista, . Junto a éste, estaba el partido de Azaña, Acción Republicana que sin ser socialista nominalmente, también trataban de hacerse un hueco desde la izquierda adueñándose del siempre recurrente centro.

- Por otro lado, y a favor del PSOE propiamente dicho, la mayoría de diputados votaron a favor del voto femenino, con la sonada excepción de Indalecio Prieto, líder del PSOE y su ya comentada frase de la “puñalada trapera”. Pero fueron los únicos socialistas que votaron a favor, ya que los radical socialistas y su propio partido, el Partido Radical (con la excepción de Clara y 4 diputados más, entre los que, por supuesto no figuraba Victoria Kent), también votaron en contra, al igual que hizo Azaña y su Acción Republicana.

- Ella, ideológicamente, no era socialista, aunque tampoco de derechas, de hecho, ella, en un principio pertenecía a Acción Republicana, el partido de Azaña, un partido ligeramente zurdo, pero enfocado al centro, si bien y a pesar de haber conformado el embrión de este partido, lo abandona tras no permitirle presentarse a las elecciones del 31.

En ese momento Lerroux le ofrece un hueco en su partido, y ella acepta sin dudarlo, un partido más moderado y centrista que el de AR.
De nuevo este partido lo abandona definitivamente en 1934, cuando Lerroux decide apoyar a la CEDA para Gobernar tras las elecciones, es decir, que muy de derechas tampoco era.

Con ello queda patente que ella era Republicana y no era ni de izquierdas ni de derechas, lo cual, en este país eso es lo mismo que pintarte de rojo y salir al albero, te llevarás la cornada seguro, venga de dónde venga…

George Smiley dijo...

Excelente aclaración, mi querido Pino. Habría que comentar que "el centro" bien podría ser un invento de Don Adolfo Suárez para ganar unas elecciones. Ya sé que qué barbaridad, pero estoy seguro, a estas alturas, de que no yerro el tiro por demasiado.

pino dijo...

Estimado George, en esta vida no hay nada inventado, como digo, ya en la II república se usaba el término, igual que ya había casos de corrupción...
El problema no es que exista centro, entendido como moderación, para mi, lo grave es que se tienda a situarse ahí para arrastrar votos de ambos lados...
Como dijo Margaret Thatcher "lo peligroso de ponerte en el centro de la carretera es que te pueden pillar coches por ambos lados" (tiro de memoria...)

Anónimo dijo...

Pues se portarían con Clara Campoamor por que la última en Cuentame ha sido apenas unos días después (14 de marzo). Copio de Libertad Digital (http://www.libertaddigital.com/sociedad/la-serie-cuentame-atribuye-crimenes-del-grapo-a-la-extrema-derecha-1276417288/):

"El episodio del pasado 14 de marzo de Cuéntame como pasó, referencia a un atentado en el que una bomba volaba por los aires una cafetería situada en la calle Goya, en Madrid. El local en cuestión era el California 47.

En la serie protagonizada por Imanol Arias, se le atribuía el atentado a la extrema derecha, a los fascistas. El capítulo termina y el telespectador puede sacar la siguiente conclusión: la extrema derecha, los fascistas, pusieron una bomba y se liquidaron a un puñado de ciudadanos decentes y libres.

Sin embargo, hay que mencionar que Cuéntame ha manipulado la realidad histórica. El atentado ocurrió el 29 de mayo de 1979. El reloj marcaba las cinco de la tarde, cuando un grupo del Frente de la Juventud instaló una mesa de propaganda frente a la Cafetería California 47. No tardó la Policía Nacional en cachear a los militantes, levantar el puesto e incautar el material en venta. Hora y media después, el GRAPO volaba la cafetería. El balance: 9 muertos y 40 heridos. ¿Por qué el GRAPO eligió la cafetería California 47? La respuesta es fácil: California 47 era frecuentada por militantes de Fuerza Nueva y del Frente de la Juventud.

Los GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre), como de sus siglas se deduce, no eran precisamente fascistas.

José Manuel Sánchez Casas, terrorista del GRAPO, contó con pelos y señales cómo se produjo el atentado. Fue detenido en 1979 y estuvo en prisión hasta 1997. El terrorista murió en enero de 2.001, mientras esperaba un transplante de corazón en el Hospital Reina Sofía."

pino dijo...

A ver a ver (otra vez). Voy a hacer de abogado del diablo, pero creo que hay que ser justo.
En honor la verdad hay que decir que Cuéntame es una serie, no una película, eso significa que se trata de una serie de capítulos con una trama continua.
De ahí que el jueves pasado acabara sin aclarar si había sido la extrema derecha los autores del atentado.
Sin embargo, creo que fueron fieles a la realidad cuando la policía sospecha, en principio, de un joven que pertenece o está relacionado con la extrema derecha.
Cuando en el siguiente capítulo (que es hoy, por cierto) siga transcurriendo la trama, supongo que dirán que los verdaderos autores fueron el GRAPO.
En cualquier caso, hoy saldremos de dudas...

Anónimo dijo...

Pues sí que en el siguiente capítulo achacaron el atentado al GRAPO (hubiese sido de bulto no hacerlo).
Si no recuerdo mal, en uno de los diálogos le preguntan a Carlitos "¿Pero esos son de izquierdas o de derechas?". Carlitos responde "Ni ellos mismos lo saben".